SHERLOCK HOLMES Y EL MISTERIO DE LOS PREJUICIOS

Diariamente debemos trabajar los valores dentro del aula, pero hay veces que es necesario crear actividades distintas para trabajar temáticas concretas como son por ejemplo los prejucios y la empatía. Para ello, nuestras compañeras Lidia Jiménez (orientadora del centro y miembro del equipo de convivencia) y Rocío Iglesias (profesora de lengua y literatura y tutora de 1ºESO) han creado la siguiente actividad, la cual quieren compartir con toda la comunidad educativa.

En esta actividad se pretende hacer razonar al alumnado sobre las distintas interpretaciones que pueden darse a un mismo hecho, fomentar la empatía y la capacidad de modificar la propia perspectiva e identificar nuestros prejuicios y analizar cómo dificultan las relaciones sociales.

La actividad está dividida en cinco pasos o etapas y se puede realizar con un grupo de alumnos y alumnas durante una sesión de  clase de una hora de duración. Al final de la sesión, se podría realizar una puesta en común de las conclusiones obtenidas.

PASO 1

A modo de introducción se relata un caso de Sherlock Holmes, Silver Blaze, en el que el famoso detective se deja llevar por ideas preconcebidas. En el siguiente enlace podréis encontrar material de lectura sobre ésto (en inglés): Lección de Sherlock Holmes (Lessons from Sherlock Holmes: Preconceptions and the Blunting of Imagination)

PASO 2

Visionado de vídeos sobre ilusiones ópticas para concluir que incluso aquello que vemos con nuestros propios ojos puede tener distintas interpretaciones y no corresponderse con la realidad.

Estos dos vídeos pueden servir para llevar a cabo este paso:
Vídeo 1 sobre ilusiones ópticas
Vídeo 2 sobre ilusiones ópticas

PASO 3

Leer el texto “El niño y el helado” sobre las primeras impresiones y cómo nos relacionamos con los demás. El texto es el que se muestra a continuación:

Un niño de 10 años entró en el establecimiento y se sentó en una mesa. La camarera puso un vaso de agua en frente de él. “¿Cuánto cuesta un helado de chocolate con almendras?” pregunto el niño. “Cincuenta centavos”, respondió la camarera. El niño sacó su mano de su bolsillo y examinó un número de monedas.
“¿Cuánto cuesta un helado solo?”, volvió a preguntar. Algunas personas estaban esperando por una mesa y la mujer ya estaba un poco impaciente. “Treinta y cinco centavos”, dijo ella bruscamente.
El niño volvió a contar las monedas. “Quiero el helado solo”, dijo el niño. La camarera le trajo el helado, y puso la cuenta en la mesa y se fue. El niño terminó el helado, pagó en la caja y se fue.
Cuando la camarera volvió, empezó a limpiar la mesa y empezó a tragar saliva cuando vio que, puestos ordenadamente junto al plato vacío, estaban los treinta y cinco centavos, y veinticinco más, su propina.

PASO 4

Definir qué son los prejuicios y debatir sobre nuestras propias experiencias a partir de imágenes y viñetas como las que se muestran a continuación:

PASO 5

Trabajar el concepto de empatía y debatir a partir de lo que vemos en imágenes y viñetas.

(Visited 624 times, 1 visits today)

También te podría gustar...

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *