1.000 GRULLAS POR LA PAZ

Esta ha sido otra de las actividades propuestas para trabajar en semanas previas al día Escolar de la No Violencia en La Paz. En cursos posteriores se trabajó la concienciación sobre la Leucemia y esta actividad ha permitido seguir trabajando este tema además de tratar sobre las horribles consecuencias de los conflictos bélicos.

Se trataba de conocer la historia de Sadako Sasaki, una niña japonesa que vivía en Hiroshima cuando cayó la bomba atómica y desarrolló leucemia. Existe una creencia japonesa, que dice que se puede cumplir tu mayor deseo si pliegas 1.000 grullas de papel. Sadako comenzó a confeccionar grullas, no sólo por ella, sino por todos los niños del mundo que padecían los efectos de la guerra. Desgraciadamente, falleció a los 12 años y sólo había logrado plegar 644 grullas. Fue entonces cuando sus amigos continuaron su misión y completaron las mil grullas.

Ahora en el Parque de la Paz de Hiroshima hay una estatua de Sadako, con una grulla en la mano. El Día de la Paz llegan miles de grullas de papel a Hiroshima desde todos los lugares del mundo. Los niños de Hiroshima cuelgan las grullas en el monumento de Sadako, enviando al mundo su mensaje de paz.

La actividad consistiría en, después de contar la historia de Sadako, aprender por diferentes vídeos e instrucciones a hacer grullas de origami para decorar el centro.

Para la realización de las grullas se han utilizado folios de colores y tutoriales disponibles en YouTube para su elaboración.

(Visited 384 times, 1 visits today)

También te podría gustar...