MARÍA ZAMBRANO

Filósofa y ensayista, la malagueña María Zambrano, vivió la tragedia del exilio y destacó por ser la pensadora española más importante de la segunda mitad del siglo XX.

En los años de la II República, María Zambrano colaboró en la defensa de la misma como como Consejera de Propaganda y Consejera Nacional de la Infancia Evacuada.

Su reconocimiento en España tuvo que esperar hasta 1980 donde fue nombrada Hija Adoptiva del Principado de Asturias.

BIOGRAFÍA

María Zambrano nació en Vélez-Málaga el 22 de abril de 1904. Fue la hija mayor de Blas Zambrano García y Araceli Alarcón Delgado, ambos Resultado de imagen de maria zambranomaestros. En 1908 se trasladó con su familia a Madrid, y un año después a Segovia, ciudad en la que su padre ejerció como catedrático de Gramática en la Escuela Normal de Maestros y en la que María vivió su adolescencia. El padre ingresó en la Agrupación Socialista Obrera, de la que fue presidente, fundó el periódico Segovia y la revista Castilla y trabó amistad con Antonio Machado, quién llega a Segovia en 1919, para ocupar la plaza de Historia de la Literatura Española en el Instituto de Bachillerato.

En 1921 María se matriculó por libre en la Facultad de Filosofía y Letras de la Universidad de Madrid. En 1931 fue profesora auxiliar de la Cátedra de Metafísica en la Universidad Central, hasta el año 1936.

Durante los años de la II República conoce y estrecha amistad con Luis Cernuda, Miguel Hernández y Camilo José Cela, entre otros autores. En 1936 contrae matrimonio con el historiador Alfonso Rodríguez Aldave, que poco después fue nombrado secretario de la Embajada de España en Chile, país al que se trasladaron. La pareja regresó a España tras la caída de Bilbao y María comenzó a colaborar activamente en defensa de la república, como Consejera de Propaganda y Consejera Nacional de la Infancia Evacuada. Su marido, mientras tanto, se incorporó al ejército, y ejerció como Consejero de Propaganda y Consejero Nacional de la Infancia. En enero de 1939, María inició el exilio, acompañada por su madre, su hermana y el marido de ésta. Tras breves estancias en París y Nueva York, se trasladó a La Habana y posteriormente a México, donde ejerció como profesora en una universidad.

En 1946 se trasladó a París con motivo del fallecimiento de su madre y permaneció en esta ciudad hasta 1949. En esa fecha, regresa a La Habana, donde vivirá hasta 1953, impartiendo conferencias, cursos y clases particulares.

En 1964 regresó a Europa, instalándose en Roma y entablando amistad con importantes intelectuales españoles e italianos.

Resultado de imagen de maria zambrano

A España llegó el reconocimiento de su obra a través de un artículo escrito por José Luis Aranguren en la Revista de Occidente en 1966. Tuvieron que transcurrir muchos años hasta que, residiendo en Ginebra (Suiza), se le nombrara por la colonia asturiana, Hija Adoptiva del Principado de Asturias en 1980.

María Zambrano falleció el 6 de febrero de 1991 y fue enterrada en su ciudad natal.

Realizado por Jesús Anaya Ruiz – 1ºSMR

Curso 2018/2019

(Visitas: 33 ; Hoy: 1)

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *