25 noviembre

MUJER CON ALAS

“Cuenta una antigua leyenda que existió una tribu que cuidaba y veneraba la naturaleza, tomaban con respeto solo lo que necesitaban de ella y actuaban desde la sabiduría del sonido que emana de las estrellas.

La madre tierra era hogar y sustento de sus habitantes convirtiéndose en su principal deidad, siempre amada, a la que agradecían todo lo recibido. En dicha sociedad, todos colaboraran en el desarrollo de las tareas con las que construir sus poblados, alimentarse, educar y cuidar, según sus capacidades e inteligencia, y atendiendo a las necesidades de cada cual.

Cuando surgían los conflictos las palabras, los juegos y la sabiduría era la forma de solucionarlos, siguiendo siempre las pautas que proponían  las personas mayores y se hablaba, se hablaba mucho, se escuchaba atentamente a la naturaleza y los corazones, se sentía y respetaba la armonía de la naturaleza.

Un día llegó al poblado la terrible noticia de una tribu lejana que se acercaba a sus tierras con armas y queriendo hacer la guerra, empleando la violencia para conquistar. ¿Armas? ¿Guerra? ese lenguaje era nuevo para nuestra tribu que no entendía el afán avaricioso y destructor de esa tribu desconocida.

Por primera vez tuvieron miedo de que su sabiduría y su amada tierra corriesen peligro, por ello, tomaron una importante decisión, eligieron a las mujeres más poderosas, creativas y luminosas del poblado y les otorgaron unas alas mágicas para que pudieran ir al lugar donde habitan las estrellas. Con esto lograron que sus mujeres con alas sirviesen de portadoras eternas de la armonía, la fuerza y  la libertad, de modo que su mensaje no se pudiese olvidar jamás.”

Llega el 25 de noviembre y volvemos a recordar una fecha muy significativa con la que de nuevo denunciamos en que vivimos en una sociedad y en un mundo donde  la violencia y las relaciones no igualitarias forman parte estructural de nuestra realidad.

En este contexto resulta necesario analizar el lenguaje visual que nos inunda en una cultura donde hay un exceso de imágenes que percibimos a nivel consciente y otras veces no tan consciente y en el que se pone el acento en realidades cada vez menos naturales y excesivamente violentas. Donde las diferencia entre sexos, entre diferentes orientaciones sexuales, entre etnias…son la excusa para la brutalidad, la opresión y la jerarquía.

Las diferencias no deben ser un problema, la naturaleza es infinitamente diversa y nuestra naturaleza humana se caracteriza básicamente por su inagotable versatilidad…el problema es mantener un único lenguaje como válido, el problema es la ambición de los que no respetan los límites de la multicolor alteridad.

Mujer con alas pretende ser un espacio en el que la mujer aparezca empoderada, recuperando su verdadera naturaleza fuerte, sensible y tolerante, una mujer que encuentra el modo de liberarse, de recuperar su espacio y sobre todo su vida, sin miedo con la seguridad de que tiene los suficientes recursos y capacidad para ser libre y feliz. Reivindicamos también el papel de un hombre que aparezca con una nueva masculinidad, un hombre no violento sino defensor de la igualdad, flexible, emocional y protector.

Si queremos crear nuevos caminos debemos hablar un nuevo lenguaje y mostrar realidades distintas que nos sirvan como nuevos modelos y patrones de conducta y que desde esa propuesta nos ayude a liberarnos a tod@s.

(Visited 135 times, 1 visits today)

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *