EMMY NOETHER

EMMY NOETHER

 

Biografía:

EMMY NOETHER. Fuente: perimeterinstitute.ca

Nació en una familia judía en la ciudad Bávara de Erlangen; su padre era el matemático Max Noether. Emmy originalmente pensó en enseñar francés e inglés tras aprobar los exámenes requeridos para ello, pero en su lugar estudió matemáticas en la Universidad de Erlangen-Núremberg, donde su padre impartía clases. Tras defender su tesis bajo la supervisión de Paul Gordan, trabajó en el Instituto Matemático de Erlangen sin percibir retribuciones durante siete años. En 1915 fue invitada por David Hilbert y Felix Klein a entrar en el departamento de matemáticas de la Universidad de Gotinga, que en ese momento era un centro de investigación matemática de fama mundial. La facultad de filosofía, sin embargo, puso objeciones a su puesto y por ello se pasó cuatro años dando clases en nombre de Hilbert. Su habilitación recibió la aprobación en 1919, permitiéndole obtener el rango de Privatdozent.

 

La mujer más importante de la historia de la matemáticas

Matemática alemana, de ascendencia judía, nacida en Erlangen, Baviera, Alemania el  23 de marzo de 1882 y fallecida en Bryn Mawr, Pensilvania, Estados Unidos, 14 de abril de 1935.

Conocida por sus contribuciones de fundamental importancia en los campos de la física teórica y el álgebra abstracta. Considerada por David Hilbert, Albert Einstein y otros personajes como la mujer más importante en la historia de la matemática.

 

Teorema de Noether

Este teorema fue uno de los trabajos mas importantes de Emmy, por no decir el más importante.  En física, explica la conexión fundamental entre la simetría y las leyes de conservación​.

Este teorema que se muestra en la imagen relaciona pares de ideas básicas de la física: una es la invariancia de la forma que una ley física toma con respecto a cualquier transformación (generalizada) que preserve el sistema de coordenadas (aspectos espaciales y temporales tomados en consideración), y la otra es  la ley de conservación de una magnitud física.

Informalmente, el teorema de Noether se puede establecer como: A cada simetría (continua) le corresponde una ley de conservación y viceversa. Pero más informalmente es como decir: que todo lo que es simétrico y se mueve de forma continua  conserva su movimiento, y se conserva porque lo que se mueve de forma continua es simétrico.

MÁS CONTRIBUCIONES

Emmy ha hecho muchas contribuciones a el mundo de las matemáticas aparte del teorema de Noether como:

 

SU TRABAJO EN ÉPOCAS:

  • En la primera (1908-1919), efectuó contribuciones importantes a la teoría de los invariantes y de los cuerpos numéricos. Su trabajo es llamado teorema de Noether, porque todo el mundo quiere que algo famoso tenga su nombre, y ha sido calificado «uno de los teoremas matemáticos más importantes jamás probados de entre los que guían el desarrollo de la física moderna».
  • En su segunda época (1920-1926), comenzó trabajos que «cambiaron la faz del álgebra abstracta». En su artículo clásico, La teoría de ideales en los anillos, 1921,  Noether transformó la teoría de ideales en los anillos conmutativos en una poderosa herramienta matemática con aplicaciones muy variadas.
  • En la tercera época (1927-1935), publicó sus principales obras sobre álgebras no conmutativas y números complejos pero además de sus propias publicaciones, muchos matemáticos usaron sus ideas para sus investigaciones, incluso en campos muy distantes de su trabajo principal.
(Visitas: 541 ; Hoy: 1)

5 comentarios en “EMMY NOETHER

  1. José María López Martín dijo:

    Me fascina de la historia de esta mujer, que hasta sufriendo un exilio de su propio país por «culpa» de su ascendencia judía y tras los impedimentos que padecía por el simple hecho de ser mujer, que hasta estuvo trabajando en la Universidad de Gotinga «sustituyendo» a David Hilbert, por que tenían que poner una excusa ya que una mujer no merecía un puesto de tal prestigio en una universidad, y sin cobrar durante 7 años, fuera de las mentes mas brillantes y que mas ha hecho avanzar a las matemáticas, la base de la sociedad. Y aun así, nunca consigió el titulo formal de docente, ni aun habiendo superado todos estos contratiempos, el cual se merecía totalmente.
    Estas cosas me parecen inaceptables, y me alegro que se este luchando contra esta corriente machista, y las cosas puedan ser diferentes mañana, donde se aprecie el trabajo de las mujeres por su esfuerzo, y no por su afinidad hacia el hombre que la evalúa, y su opinión sobre «ella».

Responder a José María López Martín Cancelar la respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.